Una situación delicada pero sin riesgo de default

Una situación delicada pero sin riesgo de default

El gobernador Mariano Arcioni encendió las alarmas del mundo bursátil y financiero cuando, en una reciente conferencia de prensa, insistió en la necesidad de avanzar en una refinanciación o reestructuración de su deuda.

Las declaraciones del mandatario motivaron que, fuera de lo que es habitual, el ministro de Economía, Pablo Oca, tuviera que emitir un comunicado en el que alejara las sospechas de default  que habían comenzado a plantearse.

Un informe de Balanz Capital, empresa del mercado bursátil, con más de 15 años de experiencia  refleja que, efectivamente, la situación económica de la provincia es delicada pero que, pese a ello, está lejos de caer en default. La aprobación del Pacto Fiscal y la ley de emergencia son claves, según el análisis, para que la provincia equilibre sus cuentas.

CINCO BONOS GARANTIZADOS POR REGALIAS

El informe, al que accedió  LPC, recuerda que “la provincia de Chubut tiene actualmente en circulación cinco bonos. Tres de ellos fueron emitidos en dólares y garantizados por regalías que la provincia recauda de YPF y Tecpetrol. Los dos restantes son bonos dólar-linked también garantizados por regalías que recaudan de la producción de Panamerican Energy”.

Balanz indica que “el el fideicomiso de garantía recauda directamente los cobros por regalías y cuentan actualmente con un servicio de deuda más un 20% extra, lo que garantiza el normal pago de los compromisos de deuda de los títulos públicos. Esto le permite a la provincia cumplir con sus obligaciones de deuda ante un evento de default, por lo que el pago está más asociado a la producción de las empresas petroleras que al poder recaudatorio de la provincia”, se sostiene.

UNA SITUACION DELICADA

Luego de repasar la actualidad política de la provincia, con un mapa en desarrollo muy distinto al que se presentaba hasta el 31 de octubre, cuando falleció el gobernador Mario Das Neves, el informe remarca que la situación financiera de Chubut es delicada.

“En 2016 Chubut registró un déficit primario de $4.416millones (-4,4%), luego de registrar un incremento de gastos de 36,5%, bien por encima del ritmo de crecimiento de los ingresos 27,7% Este desbalance se produjo principalmente por el fuerte incremento que se observó en el rubro salarios que explican más de la mitad del gasto total y en 2016 verificaron una expansión del 37,8%  En los primeros nueve meses de 2017, la dinámica fiscal siguió mostrando signos de debilidad. En lo que respecta a recursos, la provincia recaudó apenas un 21,4%, mientras que los gastos continuaron creciendo a un ritmo muy superior del 36,9%. En este caso, fueron los gastos de capital los que mostrar un mayor ritmo de dinamismo, al trepar 59,1%”, se sostiene.

UNA DEUDA QUE CRECE

Al primer trimestre de 2017, el stock de deuda provincial ascendía a US$1.200 millones, del cual el 88% está denominado en dólares, 10% en pesos y el 2% restante en otras monedas.” Según nuestras estimaciones, la deuda habría ascendido a US$1.445 millones hacia fines del tercer trimestre de 2017, lo que implica un crecimiento del 11,5% con respecto al cierre de 2016. Tomando dicha estimación, el ratio de deuda/PBG asciende a 19,5%, levemente inferior al 20,4% con el que finalizó en 2016”, se apunta en el trabajo.

A modo de conclusión, el trabajo indica que “si bien la situación política y fiscal de la provincia es sumamente débil, creemos que no existen razones para que la provincia deba incurrir en un default. De todas formas, las garantías con las que cuentan los bonos son lo suficientemente robustas como para garantizar, tanto el pago de los servicios de deuda como el de las correspondientes amortizaciones. Febrero será un mes clave para dilucidar si el ejecutivo logra aprobar el Pacto Fiscal y la Ley de Emergencia Económica. Si bien el malentendido que se generó en torno a la refinanciación de la deuda le costará dinero a la provincia, consideramos que de aprobarse estas leyes, el gobierno no tendría mayores problemas en captar los fondos necesarios para estirar los vencimientos de sus pasivos”, concluye el estudio de Balanz.

Share this post

Dejar comentario