Víctor Hugo Morales analizó la actualidad pensando en la crisis que agobia a las editoriales

Víctor Hugo Morales analizó la actualidad pensando en la crisis que agobia a las editoriales

 

“Textualidades. La defensa de los dueños de siempre” fue el libro que presentó el periodista en el Lucania Palazzo Hotel en el marco de la Feria del Libro de Comodoro Rivadavia. Morales lamentó el momento que viven las pequeñas editoriales por la crisis económica por lo que instó a seguir impulsando espacios literarios.
Víctor Hugo Morales presentó su libro “Textualidades. La defensa de los dueños de siempre” en el Lucania Palazzo Hotel donde abordó diferentes temas de la actualidad.
En conferencia de prensa, el periodista valoró el nivel de la fiesta de la palabra más grande del interior del país. “Esta es una experiencia formidable, es un contacto con la gente muy necesario para quien escribe y para quien habla. Se trata también de tomarle la temperatura a una situación general que uno lo puede percibir a través del contacto de la gente y si es posible saliendo de la burbuja de Buenos Aires. Me gusta estar aquí me siento halagado porque es una Feria cada vez más prestigiosa. El primer año que yo viene me di cuenta que estaba en presencia de algo hecho con mucho amor, con mucha dedicación y con enorme respeto”, manifestó.
En este sentido, Morales manifestó que “yo creo que todas las Ferias del Libro, con pequeñas diferencias de dos o tres puntos en las calidades o en las intensidades, son muy necesarias. Cada una de ellas mueve a la gente, la inclina hacia una cosa que nos está haciendo muchísima falta. Cada vez se lee menos, la lucha con lo digital es terrible porque no satisface la hambruna de literatura y de ensayos que tiene la gente”.
Asimismo, el periodista aseguró que el libro está en una etapa difícil donde la crisis amenaza con terminar con las editoriales pequeñas. “Las editoriales chicas la están pasando muy mal y todo lo que hagamos para mover esto sirve. Todo lo que hagamos para demostrar todo lo que está detrás de un libro y la experiencia maravillosa de leer”, destacó.
“Yo a veces me mortifico porque soy viajero, y en los aviones miró que la única luz encendida es la mía y digo si no se lee en el avión o en el aeropuerto entonces ¿Cuándo vamos a leer? Por eso hay que trabajar muchísimo. No solo la televisión es una gran enemiga sino todo lo que pasa en el mundo. La gente esta entretenida con el teléfono y eso no es leer. El combate es duro.
Todas las ferias que se realizan son necesarias. Más teniendo en cuenta que en la Argentina es un país lector. No por casualidad tiene muchos escritores importantes mucho de ellos de importación”, subrayó.

Dejar comentario