Curso de lombricultura en Rada Tilly

Curso de lombricultura en Rada Tilly

 

Este sábado, de 10 a 12, en el Centro Cultural de Rada Tilly, se realizará un curso sobre Lombricultura. El mismo es organizado por el área de Saneamiento Ambiental dependiente de la Municipalidad de Rada Tilly y el INTA, que promueven la iniciativa en el marco del Programa Pro Huerta, para impulsar el desarrollo de huertas domiciliarias.

 

El Área de Saneamiento Ambiental de la Municipalidad de Rada Tilly, junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), realizarán este sábado, de 10 a 12, en el Centro Cultural de esa localidad, un curso sobre lombricultura, que estará a cargo el Técnico Agrónomo José Luis Cepeda.

“La lombricultura es la técnica que se vale de la lombriz roja californiana, para reciclar los deshechos que pueden producirse naturalmente o por acción del hombre”, explicó Cepeda.

El humus de lombriz, también llamado lombricompuesto, es el producto final de su digestión y constituye un excelente regenerador orgánico de los suelo, siendo un abono natural ideal para nutrir los cultivos.

De esta manera, la lombricultura, es una técnica que aporta conocimientos para contrarrestar la degradación de los suelos, mejorando su estructura física y química y obteniendo cultivos con mejor rendimiento y calidad.

HUERTAS DOMICILIARIAS

Con la finalidad de dar herramientas y conocimientos que fomenten el cultivo domiciliario de huertas agroecológicas, esta charla se suma a los talleres de hidroponía y a la entrega de semillas que viene realizando el Municipio de Rada Tilly junto al INTA con excelente convocatoria.

“Todas estas iniciáticas apuntan a que cada vez más familias se animen a tener su propia huerta en pequeños espacios como patios o macetas”, expresó Vanessa Baudino, responsable del área de Saneamiento Ambiental dependiente del municipio de Rada Tilly.

“Además de representar una alternativa para la producción propia de alimentos,  trabajar con compostaje es una oportunidad que permite disminuir el 28% del residuo total urbano gracias a la reutilización de los residuos domésticos como abono para la huerta”, destacó.

En este marco, Baudino señaló que “los beneficios son doblemente positivos. Esta acción implica que este residuo deja de estar en la escombrera para transformarse en abono que permitirá nutrir la tierra para las plantaciones de huerta u otras especies vegetales y favorecer a la alimentación saludable a través de la huerta agroecológica”, agregó.

 

Dejar comentario