Las mujeres de Comodoro también paran contra el femicidio y los fallos absurdos y machistas

Las mujeres de Comodoro también paran contra el femicidio y los fallos absurdos y machistas

Concentración y marcha desde la plaza 83, desde las 17, en  reclamo de justicia por Lucia Pérez

La multisectorial de la mujer y otras organizaciones que luchan por la igualdad de género y en contra de la violencia  femicida, adherirán hoy al paro nacional de mujeres, que se convocó en reclamo de justicia para Lucía Pérez, la joven marpletense asesinada tras haber sido violada. Los jueces, en un fallo que es cuestionado por la Organización de Estados Americanos absolvieron a todos los imputados. La concentración es a las 17, en la plaza de la escuela 83.

Mujeres de todo el país convocaron hoy a un paro en reclamo de justicia de Lucia Pérez, la joven de 16 años que falleció luego de haber sido violada por dos hombres, a los que los jueces absolvieron de este brutal asesinato y solo condenaron por el  delito de “tenencia y comercialización de estupefacientes”

En Comodoro Rivadavia, donde también la violencia de género ofrece hechos que la justicia no siempre tipifica como debiera y mucho menos previene, se realizará una concentración en la plaza de la escuela 83 donde,  desde las 17, las mujeres comenzarán a llegar para participar en una radio abierta y posteriormente marchar, se presupone que pasadas las 18.30, por el centro.

LA CTA AUTONOMA COMUNICO EL PARO

La mayoría de los gremios adhirió a la concentración y, en el caso de la CTA Autónoma, que conducen Guillermo Quiroga y Carlos Magno, comunicó a Trabajo de Provincia que las mujeres de los distintos gremios estatales podrán sumarse activamente al paro, con la protección legal y gremial correspondiente.

Al margen de las trabajadoras estatales se presupone que, por la  vergüenza repudio y bronca que generó el fallo de los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale, hoy la convocatoria será  multitudinaria.

LA VIOLENCIA Y EL FALLO

La definición judicial fue calificada como machista ya que nadie puede explicar, ni siquiera técnicamente, como los magistrados condenaron solamente a los imputados, Matías Farías y Pablo Offidani, de 23 y 41 años, por el delito de tenencia y comercialización de estupefacientes,  que  generó una condena de 8 años y una multa de 135.000 pesos.

Lucía Pérez ingresó sin vida al hospital de Mar del Plata. En principio, todo parecía indicar que se trataba de un caso de sobredosis porque, antes de llevarla al nosocomio, los autores del aberrante hecho la habían lavado y vestido, hecho que evitó que las graves lesiones genitales recién pudiesen descubrirse en la intervención forense.

La fiscal del caso, María Isabel Sánchez, aseguró que en su carrera judicial “nunca había visto una conjunción de hechos tan aberrantes”, ya que demostró que la joven fue obligada a consumir cocaína y marihuana en exceso y que, en ese estado de indefensión, fue sometida a un brutal abuso vaginal y anal, para el que se utilizó un “objeto romo”, un palo o algo parecido con punta redondeada, que provocó graves lesiones por empalamiento.

Pese a todas esas evidencias, los jueces determinaron que Matías Farías de 23 años  y Juan Pablo Offidani de 41, solo eran responsables de haberle vendido drogas a una menor, fallo que fue repudiado por varias organizaciones judiciales, la OEA,  y trabajadores judiciales que vieron “con preocupación que en dicha sentencia los jueces han resuelto el caso con total prescindencia de la perspectiva de género que constituye una exigencia constitucional de interpretación y que, por lo tanto, debe aplicarse en los procesos penales y más aún en aquellos en donde se juzgan delitos sexuales”.

LA DURA REALIDAD

Las estadísticas que se siguen acumulando en la Argentina, sobre violencia de género y femicidio son contundentes. El Registro nacional de femicidios indica que el 27% de los hechos tienen como víctimas a mujeres entre 15 y 25 años, en tanto que el vínculo del agresor con la víctima en un 39% corresponde a la propia pareja, el 22% a la ex pareja, el 18% a un familiar y el 14% a un conocido, entre los porcentajes más altos y destacados.

Respecto al lugar donde se cometieron los femicidios, la estadística indica que el El 67% de los casos  se produjeron en el hogar de la víctima, el 11% en la vía pública, el 6% en un descampado, el 6% en una propiedad privada, el 4% en la casa del agresor, el 3% en el trabajo y otro porcentaje menor en un hotel. Hay otros hechos en los que todavía no se pudo precisar dónde se cometió el asesinato.

 

Dejar comentario