La salita cumple 50 años

La salita cumple 50 años

“LA SALITA” ES UN EMBLEMA DE RADA TILLY

 

El Centro de Salud municipal “Dr. René Favaloro” cumplirá 50 años.

 

En la actualidad trabajan más de 20 profesionales en diferentes áreas, atienden por día a 150 personas y tienen “asistencia completa” en medicina general y pediatría.

 

Este año, el Centro de Salud municipal “Dr. René Favaloro” cumplirá el 14 de julio 50 años de vida y en este marco, se llevarán adelante diferentes actividades para la comunidad.

“La Salita” cuenta hoy con más de 20 profesionales, respondiendo así, al crecimiento poblacional que tuvo en los últimos años Rada Tilly. En consecuencia, las atenciones también aumentaron. Durante el 2018, la afluencia anual de pacientes fue de 36.136 sumando consultorios y enfermería, lo que da un promedio de 150 pacientes atendidos por día.

“Mantenemos una asistencia completa, sobre todo en lo que hace a clínica médica, medicina general y pediatría”, dijo la directora del Centro de Salud municipal, María Eugenia Medina.

Asimismo, explicó que los más de 20 profesionales trabajan en diferentes áreas como: guardia, consultorios de clínica médica, de medicina general y familia, pediatría, toco ginecología, nutrición, kinesiología, enfermería y administración.

 

PEDIATRÍA 

Medina informó que “a partir del primero de junio sumaremos una pediatra más para la atención de nuestra comunidad”.

“Sabemos que en época invernal los niños necesitan mayor atención, por este motivo, habrá una nueva pediatra en un horario extensivo de las 10 de la mañana hasta las 19”, explicó y recordó además que el miércoles pasado comenzó la campaña de vacunación contra la gripe  destinada a todo el personal de salud, embarazadas, puérperas, niños de 6 a 24 meses, personas de 2 a 64 años con factores de riesgo y adultos mayores de 65 años.

 

INVITADO ESPECIAL

Uno de los invitados especiales para conmemorar los 50 años del Centro de Salud será el doctor Carlos Damin, quien vendrá para hablar del consumo problemático de sustancias, “porque es una temática que siempre nos está ocupando”, adelantó Medina.

Las charlas estarán destinadas a la comunidad en general y también se hará un encuentro con los alumnos de la Escuela Secundaria 718. Damin es jefe de Toxicología del Hospital Fernández de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, titular de la cátedra de Toxicología de la Facultad de Medicina de la UBA (Universidad de Buenos Aires), Director de Fundar Tox y Miembro del Comité Científico de la Comisión de Drogas de la O.N.U.

 

CHARLAS Y TALLERES

La política pública del Centro de Salud tiene tres ejes: prevención, promoción de la salud y el de asistencia con una perspectiva de brindar accesibilidad a toda la población. Además, “no nos quedamos adentro del edificio, sino que salimos a la comunidad en charlas, talleres, que se hacen para la comunidad en general o en las instituciones educativas”, manifestó Medina.

“En las escuelas, por ejemplo, hablamos de Educación Sexual Integral, esto lo hacemos desde hace varios años, sobre todo  en la escuela secundaria, en donde acompañamos a los docentes con nuestros profesionales”, explicó la directora del Centro de Salud.

Otro de los talleres que se vienen llevando a cabo hace cinco años, es el de lactancia materna.  También “hicimos charlas para los chicos de la Escuela 12, fue un trabajo que vamos a continuar este año porque se les dio charlas sobre alimentación saludable, se les tomó el índice de masa muscular, donde se llegó a una conclusión que tenemos que presentar este año en la escuela para dar continuidad la conclusión y es que hay un sobrepeso en los niños y es un indicador que nos obliga a continuar con estos talleres”.

 

EQUIPO INTERDICIPLINARIO 

La secretaría de Desarrollo Social tiene dos áreas: uno son los equipos de salud y el área social donde interviene un equipo interdisciplinario compuesto por una trabajadora social, por un equipo de psicólogos, psicopedagogas, y terapista ocupacional.   Ambas áreas trabajan de forma integrada con ejes de promoción, prevención, y de asistencia, protegiendo los derechos de la niñez, adolescencia y familia.

El trabajo, desde el área social, es recurrir ante algún pedido de acompañamiento. “Tenemos programas de apoyo alimentario, becas o diferentes tipos de subsidios dependiendo de la problemática de la persona o familia”, dijo Medina. Asimismo, intervenimos cuando hay personas que se les vulnera los derechos, también en violencia de género, consumo problemático, discapacidad, “somos amplios e inclusivos”.

Además, aclaró que otra forma de trabajar con la población es a través de las escuelas. “Trabajamos con los niños, adolescentes y adultos y se hace un trabajo coordinado con escuelas a través de solicitudes de intervención. También con ejes de prevención, promoción y asistencia”, sostuvo.

“Los últimos años hemos tenido cerca de 200 solicitudes de intervención, pero dentro del área social, hemos intervenido a más de 800 personas”, resaltó la titular del Área Social.

Además, detalló que con el equipo interdisciplinario “se desarrollan talleres dirigidos a los adolescentes, hace muchos años que hacemos el de orientación vocacional, también hacemos talleres de fortalecimiento educativo para los niños que van al primario y este año vamos a incorporar talleres recreativos también con una perspectiva de igualdad de derechos y de inclusión”.

El nivel de participación en los talleres “siempre es excelente”, en el de soldadura, por ejemplo, este año hubo más de 35 inscriptos.

 

FAMILIAS DEL CORAZÓN

El programa “Familias del Corazón”, que funciona desde el año 2008, se ocupa de dar contención en casos que, por situaciones de vulneración de derechos, los niños, niñas y adolescentes, deben ser separados de sus familias de origen o tutores, y son integrados transitoriamente en familias solidarias.

“El programa es para familias que puedan acoger niños, niñas y/o adolescentes transitoriamente, que por algún motivo fueron separados de su familia biológica o de origen, y que tienen derechos vulnerados. Las familias deben estar conscientes de que es por un periodo de tiempo determinado, no de manera permanente, y que los niños no pierden vinculación con su familia de origen. La idea es poder recibirlos, contenerlos y acompañarlos en este proceso porque vienen de experiencias traumáticas, de carencias y dificultades”, explicó Medina sobre el trabajo que realiza el equipo interdisciplinario.

Dejar comentario