Meiszner no podrá asumir como ministro de Educación y no hay nombres para Coordinación

Meiszner no podrá asumir como ministro de Educación y no hay nombres para Coordinación

El gobernador Mariano Arcioni sigue buscando un nombre para reemplazar a Federico Massoni en Coordinación de Gabinete pero también intentando resolver un nuevo paso en falso de su gestión, porque todo parece indicar que el actual secretario de Trabajo, Andrés Meiszner no podrá jurar y asumir como nuevo ministro de Educación, como el propio titular del Ejecutivo anunció el viernes.
Por estas horas, desde el minimalista equipo que asesora a Arcioni se siguen buscando maneras de sortear la clara barrera que la Constitución impone para que asuma Meiszner, ya que en el artículo 158 claramente se indica que, para ser ministro en Chubut, deben tenerse cuatro años de residencia.
Hasta el momento, ninguno de los abogados consultados pudo hacer nada para tirar para abajo un artículo tan claro y por ello, más que buscando recursos legales, se comenzaron a barajar nuevos nombres para reemplazar a Cassutti y a Meiszner, que pasará a la historia por haber hecho declaraciones como ministro de Educación sin haber asumido el cargo.
Idea absurda
El gobernador , pensó el viernes que con la salida de Massoni, más el anuncio de Meiszner y la convocatoria a los gremios docenes para mañana a las 18, empezaba a dar pasos hacia adelante para comenzar a resolver el conflicto y retomar iniciativa política.
Esa visión se estrelló, cual cristal frágil, a poco de andar porque el sábado tampoco tuvo un respaldo contundente de sus principales socios políticos, los intendentes de Trelew y de Puerto Madryn, Adrián Maderna y Ricardo Sastre, a las postres vicegobernador electo.
Arcioni llegó a la mesa del encuentro con una idea, que aseguran pensó que era brillante tanto para lograr cohesión en lo que fue Chubut al Frente por un lado, y sobre todo para afuera, ya que entendía que la imagen que impulsaba era tan fuerte que dejaría atrás las dudas que claramente están instaladas sobre la cohesión política del trío tras la figura del mandatario provincial.
La idea no era otra que Sastre o Maderna asuman como ministro Coordinador de Gabinete para lo que falta de gobierno, un mes, nivelar el conflicto con una fuerte presencia política de diálogo y luego armar el gabinete para el 10 de diciembre.
La respuesta global fue absolutamente negativa, lo que se desconoce es cuáles fueron las palabras que Maderna y Sastre utilizaron para primero tratar de entender la idea y luego decirle al gobernador reelecto que era un disparate. Tampoco se conoce que fueron pensando los hombres fuertes de Trelew y Puerto Madryn sobre lo que se viene luego del 10 de diciembre.

Dejar comentario